Publicaciones de JanelviNet

Reflexiones

Reflexión: La historia de un Carpintero

Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su Jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia.

Él iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera.
Sigue leyendo

Reflexión: Los tres árboles

Había una vez tres árboles en una colina de un bosque.

Hablaban acerca de sus sueños y esperanzas y el primero dijo: “Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas. Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza”.

El segundo árbol dijo, “Algún día seré una poderosa embarcación. Llevaré los más grandes reyes y reinas a través de los océanos, e iré a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mi fortaleza, fuerza y mi poderoso casco.”

Reflexión: Los tres árboles

Reflexión: Los tres árboles

Finalmente el tercer árbol dijo: ” Yo quiero crecer para ser el mas recto y grande de todos los árboles en el bosque. La gente me verá en la cima de la colina, mirará mis poderosas ramas y pensarán en el Dios de los cielos, y cuán cerca estoy de alcanzarlo. Seré el mas grande árbol de todos los tiempos y la gente siempre me recordarán.”

Sigue leyendo

Reflexión: Luz para el camino

Había una vez, hace cientos de años, en una ciudad de Oriente, un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida.

La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella.

Despierta tu esencia.

Despierta tu esencia.

En determinado momento, se encuentra con un amigo. El amigo lo mira y de pronto lo reconoce.

Se da cuenta de que es Guno, el ciego del pueblo. Entonces, le dice:

– ¿Qué haces Guno, tú ciego, con una lámpara en la mano? Si tú no ves…

Entonces, el ciego le responde:

Sigue leyendo

Reflexión: Hermoso día, verdad?

El día empezó muy mal. Me quedé dormida y llegué tarde al trabajo. Todo lo que sucedió en la oficina contribuyó a mi ataque de nervios.

Para cuando llegué a la parada del autobús en mi viaje de regreso a casa, tenía un gran nudo en el estómago.

Como de costumbre, el autobús llegó tarde… y atestado. Tuve que ir de pie en el pasillo.

Reflexión: Hermoso día, verdad?

Reflexión: Hermoso día, verdad?

Mientras el bamboleante vehículo me lanzaba en todas direcciones, mi depresión se hacía más profunda.

Entonces escuché una voz grave que salía del frente:

-Hermoso día, ¿verdad?

Sigue leyendo

Reflexión: El amor verdadero

Una chica le preguntó a su novio: ¿Crees que soy bonita?

El dijo:No. Entonces la chica sonrió pensando que sólo se burlaba de ella.

Luego le volvió a preguntar: ¿Quieres estar conmigo siempre?

Reflexión: El amor verdadero

Reflexión: El amor verdadero

El chico volvió a decir que no… pero esta vez con voz seria y la vista fija hacia ella.

La chica dio un pequeño suspiro tratando de pensar que todo era una broma cruel.

Así que finalmente le preguntó:Y si yo me marchara lejos de ti, ¿llorarías por mí ?

Sigue leyendo

Reflexión: La Rosa y el cáctus (Sobre el Matrimonio)

Un hombre pregunto a un sabio si debía quedarse con su esposa o su amante , el sabio tomo una Rosa en una mano y en su otra mano, tomo un Cactus y le pregunto al hombre:

-¿si yo te doy a escoger uno de los dos, cuál eliges?
– Y el hombre sonrió y dijo:

Reflexión: La Rosa y el Cáctus

Reflexión: La Rosa y el Cáctus

-la Rosa, es lógico-

El sabio lo miro y le dijo:

Sigue leyendo

Reflexión: El corazón perfecto

Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca.

Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en el ni marcas ni rasguños.

Todos coincidieron que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.

De pronto un anciano se acercó y dijo:

“¿Por qué dice eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, tan hermoso como el mío?

Reflexión: El Corazón Perfecto

Reflexión: El Corazón Perfecto

Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor. Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos.
Sigue leyendo

Reflexión: La oruga y el sueño

Hace mucho tiempo una pequeña oruga caminaba en dirección al sol. En su camino se encontró a un Chapulín:

Hacia dónde te diriges?, le pregunto el chapulín a la oruga

Sin detenerse, la oruga contestó:

Tuve un sueño muy hermoso anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle.

me encanto lo que ví en ese sueño y he decidido hacerlo realidad

Sorprendido, el chapulín dijo, mientras su amigo se alejaba:

La oruga y el sueño

Reflexión: La oruga y el sueño

¡Debes haber perdido el sentido ! Cómo una simple oruga como tu , va a llegar hasta aquel lugar tan alto

Una piedra será para ti una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable.

Pero la oruga  ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.

La oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros.

Sigue leyendo

La niña de las manzanas

Un grupo de vendedores fueron a una Convención de Ventas. Todos le habían prometido a sus esposas que llegarían a tiempo para cenar el viernes por la noche. Sin embargo, la convención terminó un poco tarde, y llegaron retrasados al aeropuerto. Entraron todos con sus boletos y portafolios, corriendo por los pasillos.

De repente, y sin quererlo, uno de los vendedores tropezó con una mesa que tenía una Canasta de Manzanas. Las manzanas salieron volando

manzana

La niña de las manzanas

por todas partes. Sin detenerse, ni voltear para atrás, los vendedores siguieron corriendo, y apenas alcanzaron a subirse al avión. Todos menos UNO.

Sigue leyendo