Publicaciones de JanelviNet

Reflexión: La denuncia

* Para escuchar la reflexión, si la estas escuchando en tu computadora asegurate primero de silenciar la radio, en el resproductor azul que esta al pie de la página.

Escúchala aquí :

 

Un hombre se acercó al puesto de guardia para denunciar que le habían robado su burro. Los policías le exigieron que explicase bien los detalles de lo que había sucedido. Después de oírle, uno de los guardias le dijo un tanto enfadado.

Ha tenido usted muy poco cuidado; sí, ha sido bastante negligente. ¿Cómo se le ocurre cerrar la puerta del establo con una cerradura tan débil en lugar de poner varios cerrojos?

Otro de los guardias dijo:

Ha sido una insensatez permitir que desde la calle se pudiera ver la cabeza del burro. ¿Acaso no pudo haber levantado más el muro, para ocultar bien al animal?

Un tercer guardia intervino:

¿Dónde estaba cuando le robaron el burro? Si se hubiera quedado allí atento, habría visto al ladrón llevarse al jumento.

Entonces el denunciante, dueño del burro, al límite de su paciencia, dijo:

Señores guardias, me parece acertado hasta cierto punto lo que están alegando, pero supongo que alguna culpa ha de tener también el ladrón que me lo robó, ¿o no?

En las relaciones afectivas a menudo se tiende a culpar a los otros. Ésta es una actitud incorrecta, puesto que no somos jueces de los demás. Esta conducta daña con frecuencia las relaciones humanas y está en el lado opuesto a la comprensión y a la tolerancia. Culpabilizar a los demás es una tendencia que tenemos todos al tratar de vigilar, acechar y corregir a nuestros semejantes. Es más fácil ver los defectos en los demás que en nosotros mismos.

Autor: Desconocido

«La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.»

 

 

 

Si te gustó la reflexión te invitamos a que la compartas con tus amig@s y familiares en las redes sociales (abajo los botones), también te invito a darle like a la página de facebook, Aquí. Gracias y Dios los bendiga.

ESCRIBE TU COMENTARIO ABAJO: